El secretismo en torno al nuevo hospital de Gaza, un antiguo hospital de campaña de los EE.UU. en Siria.

¿Primeros pasos del Acuerdo del Siglo o la solución de “Un Nuevo Estado”?

76767495_10156782680976931_2005396388862492672_n

Israel permitió a finales de septiembre la entrada de equipos médicos y de construcción en la bloqueada Franja de Gaza para establecer un hospital de campaña. Este hospital estadounidense fue erigido previamente en Siria, ocupa más de cuatro hectáreas en el enclave palestino y es parte de los acuerdos entre Hamas e Israel, con fondos de Qatar. Dicha infraestructura pertenece un grupo evangelíco americano dirigido por Don Tipton y Sandra Tipton..

El hospital será independiente del departamento de salud de Gaza, con una posible coordinación a través de un tercero. El equipo médico será Internacional y no estará supervisado por Palestina y,  según informaciones previas,  los residentes serían admitidos solo por referencia si el tratamiento que necesitan no esta disponible en otros hospitales locales.

El sistema de salud de Gaza ha sufrido,  junto con otros servicios públicos,  bajo el bloqueo de Israel y necesita asistencia, pero la exclusión de funcionarios palestinos en su planificación, la decisión de construirla cerca de la frontera israelí y las condiciones bajo las cuales operará suscita múltiples alarmas.

La Autoridad Palestina en Cisjordania cuestiona los motivos detrás de la construcción del hospital, mientras que los habitantes de Gaza se preguntan por qué se construye en el norte cuando la verdadera necesidad de atención médica se encuentra en el sur de Gaza.

Existen hospitales avanzados en el norte de Gaza, desde el hospital Al Awda hasta el hospital indonesio y el hospital Sheikh Hamad, entre otros.

En el sur de Gaza, en Rafah, habitan más de 250.000 personas y no tienen un solo hospital. Sin embargo este se construye al norte a un paso de la frontera de Heretz, controlada por Israel. Una zona que Israel mantiene permanentemente monitoreada por las tropas estacionadas en torres de vigilancia próximas, controlando quiénes están trabajando allí y quiénes son los pacientes, quién entra y quién sale.

Así la primera pregunta es:  ¿Por qué construir otro hospital en el norte, justo allí, y no en en sur de Gaza donde las necesidades objetivas son mayores?

La Autoridad Palestina rechaza el proyecto, que con la bendición y el apoyo de la administración estadounidense, ahonda en separar permanentemente Cisjordania de la Franja de Gaza. También cuestiona el verdadero propósito detrás del hospital, se debe recordar que la administración de los Estados Unidos retiró fondos a hospitales palestinos en Jerusalén Este y que la UNRWA se ha visto recortada, bajo mandato de Trump,  en los fondos provenientes de Estados Unidos.

Mai al-Kaila, Ministro de Salud palestino señala “Cada año, el Ministerio [de Salud] envía medicamentos y suministros médicos por valor de 60 millones de shekels a la Franja de Gaza. Por lo tanto, no hay necesidad de este hospital militar de EE. UU., donde trabajarán los militares estadounidenses y no los médicos ”

Si el proyecto es inocente y apunta a servir a la población, ¿por qué no se están desarrollando los hospitales existentes de la Franja de Gaza?. Si este proyecto es inocente, ¿por qué se ha planteado en secreto?.

Resulta evidente que se están utilizando las necesidades humanitarias para chantajear a una población exhausta, en silencio y pasividad.  Que el hospital sea independiente y esté al lado del cruce fronterizo despierta muchas alarmas.

Son muchas las preguntas en el aire, ¿qué hay detrás?,  ¿interferencias?,  ¿operaciones encubiertas?, ¿una base americana encubierta?

Llegan noticias también de un acuerdo para la construcción de un aeropuerto y un puerto marítimo en Gaza. Todo ello sería una excelente noticia si no fuera porque la sombra del “Acuerdo del siglo” y el “New State Solution” (que vienen a ser lo mismo) está en la mente de muchos, que temen que este sea un paso más de la administración Trump que trabaja firme en en la anexión total de Cisjordania por parte Israelí,  como así lo demuestra la decisión unilateral de Trump de considerar legales los asentamientos en Cisjordania y  la anexión de los Altos del Golán entre otras decisiones que van en la línea de liquidar Palestina.

La comunidad internacional se pronuncia pero no actúa,  mientras  Israel y Estados Unidos avanzan a través de la estrategia de los hechos consumados.

Entre tanto Ismael Hanya prepara una gira internacional y el tiempo nos dará respuestas.

Muchas preguntas en el aire…. las casualidades no existen en política y en este tablero están claros los intereses y los jugadores; aunque algunos como Mohamed Dahlan permanecen semiocultos. Será interesante ver si Ismail Hanya pasa de ser el líder de un considerado grupo terrorista, Hamas, para convertirse a un actor necesario para los intereses de Estados Unidos e Israel. ¿Palestina, Cisjordania será vendida en este mercado?.  Seguramente las respuestas no tardaran en llegar.

 

Esta entrada fue publicada en Senza categoria. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El secretismo en torno al nuevo hospital de Gaza, un antiguo hospital de campaña de los EE.UU. en Siria.

  1. Reblogueó esto en Los otros judíosy comentado:
    Muy preocupante. ¿Una posible base de Estados Unidos en Gaza con el visto bueno de Hamas?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s